21 de junio de 2012

En su tercer día oficial de vacaciones, Odiseo se despierta temprano y continua la lectura de "Los Caballitos de Traquina", novela que esta por demás decir no le entusiasma, la considera lenta y simple, solo la terminara de leer por disciplina. Después de un rato Odiseo, enciende el televisor e inmediatamente se siente bombardeado por los spots políticos de los presidenciables, esto le lleva a reafirmar su idea de no votar. Los espacios televisivos dedicados a los candidatos, están vacíos de propuestas e ideas, esto es, vacíos de inteligencia. Odiseo piensa que aun nos consideran unos idiotas, aunque pensándolo bien, sonríe y se dice: parece que en verdad los mexicanos continuamos siendo unos idiotas agachones.
Sin encontrar algo interesante en el televisor, decide terminar de leer La Jornada del día anterior. Conforme avanza en la lectura reafirma: los mexicanos somos unos idiotas agachones.
¿QUIENES SOMOS?
SOMOS 132 DESEMPLEADOS.
SOMOS 132 CAMPESINOS
CARECIENDO DE COMIDA.
SOMOS 132 INDIGENAS
PISOTEADOS EN NUESTROS DERECHOS.
SOMOS 132 NIÑOS QUEMADOS
EN LA GUARDERIA ABC.
SOMOS 132 JOVENES
SIN EMPLEO Y SIN ESCUELA.
SOMOS 132 MUJERES MUERTAS
VICTIMAS DEL MACHISMO Y DE LOS FEMINICIDIOS.
SOMOS 132 PERIODISTAS
ASESINADOS POR DECIR LA VERDAD.
SOMOS 132 NIÑOS VIOLADOS
POR CURAS PEDERASTAS.
SOMOS 132 INDIGENAS HUICHOLES
DEFENDIENDO WIRIKUTA, NUESTRO LUGAR SAGRADO.
SOMOS 132 MUERTOS Y DESAPERECIDOS
VICTIMAS DE ESTA GUERRA ESTUPIDA DE CALDERON.
SOMOS 132 CAMPESINOS DE ATENCO
RECLAMANDO JUSTICIA.
SOMOS 132 ESTUDIANTES ASESINADOS
POR EXIGIR MEJORES CONDICIONES PARA NUESTRAS ESCUELAS.
SOMOS 132 MIGRANTES
MURIENDO EN EL DESIERTO.
SOMOS 132 VOCES
GRITANDO ¡YA BASTA!

29 de octubre de 2011

HOY QUIERO REGALARME.

HOY QUISIERA REGALARME
UNA SONRISA EN LA QUE NO
SE ASOMARA EL SARCASMO,
UNA MIRADA QUE NO
FUERA INQUISIDORA.
O POR QUE NO,
UNA FLOR QUE GUARDARA
TODOS LOS AROMAS DEL MUNDO.
TAL VEZ UN BUEN VINO QUE CONTENGA
TODOS LOS SABORES EXISTENTES.
UN CAFE CALIENTE QUE
SEPA A LA LUCHA DE MI PUEBLO.
PODRIA SER TAMBIEN
UN POEMARIO DE OCTAVIO PAZ,
O LA MEJOR DISERTACION FILOSOFICA.
YA SE! UNA HORA DE SON JAROCHO
QUE EN SUS NOTAS MUSICALES
VAYA EL COLOR Y EL RITMO
INDIGENAS QUE TANTO ADMIRO.
PERO NO. HOY SOLO
ME QUIERO REGALAR
UNA VIDA CONTIGO
QUE ERES MI SONRISA, MI MIRADA,
MI FLOR, EL MEJOR VINO,
EL MAS SUCULENTO CAFE,
LA MEJOR POESIA
Y LA MAS DIFICIL
DISERTACION FILOSOFICA.
TAMBIEN ME REGALO
UNA MENTE QUE NUNCA
DEJE DE PENSAR Y CONOCER,
UN CORAZON QUE NO
SE CANSE DE AMAR
Y UNAS MANOS QUE
NO DESISTAN DE LUCHAR.
                                     ADRIAN DELGADO
                                           28 DE OCTUBRE.

16 de octubre de 2011

                                   SOBRE  LA CONFERENCIA DULCES  TENTACIONES.

El 17 de septiembre  el historiador Mauricio Melchor, dicto una conferencia en el templo de Regina Coeli, titulada “Dulces tentaciones. Delicias azucaradas en los conventos de monjas novohispanos”. El recinto de Regina Coeli, hermosa construcción barroca franciscana, fue un buen lugar para hablar de gastronomía novohispana. Sin embargo, hay algunas precisiones que me gustaría hacer sobre el contenido de la conferencia. Para facilitar la exposición de dichas precisiones, las presentare por puntos.

1º.  La logística adoleció de organización, no aprovechando la magnífica acústica que ofrece el templo de Regina Coeli. El apoyo visual fue deficiente.

2º. Al inicio de la conferencia, el expositor afirmo que a las autoridades novohispanas no les importaba si el precio de la plata subía, que lo único que importaba en esa sociedad barroca era obtener o vivir la santidad. Nada más alejado de la realidad. Pues tan importaba el precio de la plata, que la explotación de este metal sustentaba la economía de los virreinatos de la Nueva España, del Perú y del Rio de la Plata; para ser más precisos, estos virreinatos sustentaban a los reinos de España y Portugal. De hecho mi tesis es que la sociedad barroca logro desarrollarse gracias a la explotación humana y de recursos naturales en América. Por ejemplo, la familia Borda, importante en la extracción de plata en Guerrero, logro amasar una gran fortuna, lo cual permitió que financiara la construcción de ese magnífico templo de Santa Prisca, en Taxco.

3º. Respecto a la idea de santidad en el barroco, no dudo que algunas personas se la tomaran en serio, pero no podemos ignorar que este concepto fue utilizado como una forma de sometimiento social, para así mantener el sistema de explotación que beneficiaba tanto a los hispanos peninsulares como a los criollos. Para ilustrar esto, basta con realizar un estudio de la iconografía barroca que era usada como medio eficaz de evangelización, inculcando los terribles castigos del infierno, que en muchas ocasiones la Santa Inquisición se ocupaba en dar por adelantado.

4º. Otra aseveración del ponente, fue que los conventos eran el modelo de lo femenino en la sociedad novohispana. Otra afirmación errónea. Los conventos eran, como también lo afirmo el historiador, un micro-mundo. En los siglos XVII y XVIII, los mujeres tenían tres opciones de vida: los conventos, el matrimonio (estas dos para la clase alta) y vivir en la inopia, que para hacer honor a la verdad, la situación paupérrima, era la opción de vida de la gran mayoría de habitantes de la Nueva España. Así que los conventos, de ninguna manera, eran el modelo femenino de esa época. De paso es importante afirmar, que dichos recintos reproducían el sistema racista de explotación, o como tomamos la expresión: “las negras cocineras era hembras activas”. Si se tiene alguna duda de lo que comento, se puede recurrir a los escritos que sobre la Nueva España, realizo Humbolt.
5º.  “Lo dulce era una forma de alago”. Así se expreso quien dicto la conferencia refiriéndose  a los dulces novohispanos. Claro está que sin azúcar no habría dulces. Pero no todo era miel sobre hojuelas, ya que los cañaverales eran verdaderos centros de muerte, una muerte nada dulce. Los dueños de los sembradíos de caña (siempre españoles) mantenían un verdadero terror en sus esclavos, incluso los que lograban escapar eran recapturados para ser asesinados.

ELOGIO A LA GASTRONOMIA.

ELOGIO A LA GASTRONOMIA

El ser humano ha inventado el lenguaje para comunicar ideas, emociones, sentimientos. Hay infinidad de formas para comunicarnos: por medio de dibujos, signos, gestos y palabras; pero existe una manera, la más  exquisita, esta es la gastronomía.

A lo largo de la historia  la gastronomía ha jugado un papel muy importante en el desarrollo del hombre. Podemos pensar en la cultura mediterránea y su magnífica gastronomía, siempre acompañada de ese don del dios Baco, es decir del vino, que puede presentarse en sus más variadas formas: blanco, tinto, rosado, espumoso, simiseco, etc. Homero, en” La Odisea”, describe los suculentos manjares con que se deleitaban los griegos, la narración es tan clara que uno termina prácticamente degustando los alimentos con esos guerreros arios. Y qué decir de la cultura hebrea. Son interesantes los textos bíblicos en los que  nos cuentan las ofrendas alimenticias dedicadas a Dios, que terminamos entendiendo porque es necesario agradecer los alimentos recibidos. No podemos dejar de lado la gran comida mexicana (recién nombrada patrimonio cultural de la humanidad), rica en colores, sabores y aromas. Nuestra cocina se puede clasificar por regiones (el norte, la costa, el centro) o por épocas históricas, por ejemplo tenemos la cocina prehispánica, que posteriormente se vio enriquecida por la cocina europea, dando como resultado los platillos barrocos, de los cuales no podemos dejar de mencionar aquí el mole poblano. Y que me dicen de los variados dulces que se preparaban en los conventos de monjas: los suspiros, aleluyas, palanquetas, merengues y claro el riquísimo rompope.

Pues bien, decía que la gastronomía es una forma de comunicar emociones y sentimientos (en este momento viene a mi mente el interesante libro “Como agua para chocolate”). Todo chef sabe que su estado anímico influye de manera importante en la preparación de platillos. Y no solo eso,  quien no ha acompañado una plática, un re-encuentro o incluso un adiós, con una suculenta comida, no podemos negar que todos alguna vez hemos dicho: “quiero comerte a besos”. Así que la gastronomía nos ha acompañado y nos acompañara en momentos importantes de nuestra historia y nuestra vida. Por todo esto queremos felicitarles por haber elegido esta carrera, una de las más nobles e interesantes, tanto que hay quien la considera un arte.

Para finalizar, quiero comentarles el significado real de una palabra que en lo personal me gusta mucho, dicha palabra es “acompañar”. Este vocablo viene del latín. Acom-panem, que significa compartir el pan. Palabra que hoy viene a cuento para alegrarnos en la compañía de todos ustedes por el término de una etapa de la formación de estos nobeles chefs, a los cuales  deseamos lo mejor en la vida, que la sepan sazonar, endulzar, aderezar, con alegría y esfuerzo.

Así, no desistan en continuar su preparación, pues sepan que en sus manos están, no solo nuestro estómago, sino también nuestras emociones.

Muchas gracias.


 

LOS PARIAS-POEMA DE SALVADOR DIAZ MIRON.

LOS PARIAS.
ALLA EN UN CLARO CERCA DEL MONTE,
BAJO UNA HIGUERA COMO UN DOSEL,
HUBO UNA CHOZA DONDE HABITABA
UNA FAMILIA QUE YA NO ES.
EL PADRE, MUERTO; LA MADRE, MUERTA;
LOS CUATRO NIÑOS MUERTOS TAMBIEN:
EL, DE FATIGA; ELLA, DE ANGUSTIA;
ELLOS DE FRIO, DE HAMBRE Y DE SED.

¡OH, DIOS! LAS GENTES SENCILLAS RINDEN
CULTO A TU NOMBRE Y A TU PODER:
A TI DEMANDAN FAVOR LOS POBRES,
A TI LOS TRISTES PIDEN MERCED;
MAS COMO EL RUEGO RESULTA INUTIL
PIENSO QUE UN DIA -PRONTO TAL VEZ-
¡NO HABRA MISERIAS QUE SE ARRODILLEN,
NO HABRA DOLORES QUE TENGAN FE!

EL PROLETARIO LEVANTA EL MURO,
PRACTICA EL TUNEL, MUEVE EL TALLER,
CULTIVA EL CAMPO, CALIENTA EL HORNO,
PAGA EL TRIBUTO, CARGA EL BROQUEL;
Y EN LA BATALLA SANGRIENTA Y GRANDE,
BLANDIENDO EL HIERRO POR PATRIA O REY,
ENSEÑA AL PROCER CON NOBEL ORGULLO
COMO SE CUMPLE CON EL DEBER.

MAS, AY ¿QUE LOGRA CON SU HEROISMO?
¿CUAL ES EL PREMIO, CUAL SU LAUREL?
EL DESDICHADO RECOGE ORTIGAS
Y APURA EL CALIZ HASTA LA HEZ.
¡LEPROSO, MUSTIO, DEFORME, AIRADO,
SOPORTA APENAS LA DURA LEY
Y CUANDO PASA SIN VER AL CIELO
LA TIERRA TIEMBLA BAJO SUS PIES!

                               SALVADOR DIAZ MIRON -1886-

2 de septiembre de 2011

SOBRE LA HISTORIA.


                                                        SOBRE LA HISTORIA.

Tal vez no pueda decir lo que es la historia. ¿Es acaso una ciencia o un arte? ¿O las dos cosas? Por eso yo le llamo “historiarte”. Bueno, pero si puedo decir lo que la historia no es. Y no es un cumulo de fechas y datos a memorizar, que al fin y al cabo solo sirven para la pedantería. Me aventuro a decir que la historia es la presencia de nuestro pasado, tanto como humanidad, como mexicanos y como seres individuales, pues no podemos negar, que cada uno de nosotros tiene un pasado que bien podemos llamar nuestra historia. Y qué mejor que no olvidarla, pues quien olvida o desconoce  su historia, está condenado a repetirla.

Pero ¿Quién hace la historia? ¿Solo los grandes personajes? ¿Napoleón, Alejandro Magno, Hitler? La historia “oficial” solo muestra una historia centrada en las aventuras e intereses de las clases dominantes. En ella no aparecen las acciones y las vidas de los pueblos; se implica que estos nada tienen que hacer en la historia, que en el acontecer  histórico son observadores pasivos y sufrientes, y que es imposible cambiar la realidad. En los libros figuran los nombres de los reyes. Pero ¿arrastraron los reyes los grandes bloques de piedra, para construir las magnificas ciudades? ¿Quién construyo la ciudad de Tebas? Federico II, venció en la Guerra de los Siete Años ¿Quién la venció, además?

Estudiar y escribir la historia, tiene múltiples funciones culturales, prácticas, políticas y pedagógicas; muchas de esas funciones son de dominio, de sometimiento. La historia la escriben los vencedores. No obstante, en los últimos años ha aumentado el interés por la historia del hombre común, de los trabajadores, de los “subalternos”, así como por sus múltiples formas de resistencia ante la injusticia y la explotación. Podemos mencionar como ejemplo el trabajo desarrollado por el historiador mexicano Luis Gonzales y Gonzales, creador de la “Microhistoria”, o el célebre libro de León Portilla, “La visión de los vencidos”, o más aun, el imprescindible texto de Eduardo Galeano, “Las venas abiertas de América Latina”.

Po otro lado, ¿Qué garantiza el pleno conocimiento y la verdad del asunto historiado? Pues resulta inevitable que la historia se encuentre teñida por la condición subjetiva del historiador: sus preferencias, la manera en que ordena o desordena el material, los detalles que deja de lado y los que incorpora, sus simpatías y antipatías, la manera de destacar a tal o cual personaje. En este sentido, ni siquiera el registro de una cámara  fotográfica o televisiva, garantiza la objetividad, pues incluso ahí persiste el punto de vista de quien manipula la información: el ángulo de la toma, el acercamiento o alejamiento del objetivo, la ubicación de cámaras y locutores en lugares determinados, incluso cierta tendencia interpretativa del suceso.

Con todo esto podemos replantear la pregunta inicial: ¿Qué es la historia? Y agrego ¿Cuál es la función de la historia y de su estudio? Tal vez aun no estemos en condiciones de dar respuestas concretas. Sin embargo, es indudable que debemos buscar diversas maneras de acercarnos  a ella, independientemente de lo que la historia sea, para así poder iniciar su reescritura, su reinterpretación, pues ¿qué es la vida de los pueblos, del hombre, de cada uno de nosotros? Sino historia vivida y realizada cada día, historia que construimos a carga de lanza o golpe de machete. Porque la historia es un semillero de ideas, de rebeliones, enmascaradas a menudo, por la resignación aparente de los pueblos. Conociendo la historia que nos han impuesto, y confrontándola con nuestra historia individual, tal vez  ya no estemos condenados a repetir los mismos errores como pueblo y como personas, es decir, repensar la historia para ser más libres. Al fin y al cabo, el hombre está condenado a ser libre, porque una vez arrojado al mundo es responsable de todo lo que hace.

¡VIVA EL EZLN!



                                                                                                Adrian Delgado.
                                                                       

DIGNIDAD

CON LA MADRUGADA
SE AHOGO SU GRITO,
LOS CUERPOS FUERON DESGARRADOS
CON LAS ROPAS,
LOS SEXOS VIOLADOS
POR LA MANO AUTORITARIA.
LA SANGRE DERRAMADA
INJUSTAMENTE, VILMENTE,
SE CONVIRTIO EN COAGULOS
LACERANTES DE LA CONCIENCIA.
LOS CASCOS, LOS ESCUDOS,
LOS TOLETES, LAS BALAS, LOS PENES
TODO SE CONVIRTIO EN ESE FRENESI
DE BESTIALIDAD "JUSTIFICADA".
LOS ARRASTRARON DE LOS CABELLOS
COMO QUERIENDO DESPRENDER
LAS IDEAS, LOS PENSAMIENTOS
COMO SI TUVIERAN MIEDO
A LA DIGNIDAD, A LA FORTALEZA.
SE VULNERARON AL TOCARLOS.
ARROJARON SU HUMANIDAD AL SUELO
CUANDO APLILARON LOS CUERPOS
MANCHADOS DE ROJO FLORAL,
CUANDO LOS PISARON Y PATEARON
CON SUS BOTAS BRILLANTES,
SALPICADAS DE MIRADAS INDOMABLES.
AL FINAL, LAS RISAS, LA BURLA,
LOS LLANTOS, LOS QUEJIDOS
FORMARON UN AMASIJO
DE INDIGNACION, DE CORAJE, DE DIGNIDAD.

30 de agosto de 2011

ALGO SOBRE EL ARTE.


                                                         PALABRAS SOBRE EL ARTE.

He de confesar que soy el menos indicado para hablar ( o escribir ) sobre arte, pues llevo años alegando, pensando y leyendo respecto al arte sin lograr encontrar el “quid” o esencia…mmm creo que son tantos los años de búsqueda, que ya he olvidado lo que buscaba del arte. Sin embargo, algunas palabras podré decir al respecto.

El arte es la forma más sublime de expresión, la mejor forma de humanizarnos. Los antiguos comenzaron a dialogar con sus dioses por medio del arte, sometiendo la naturaleza con danzas y cantos.

Actualmente  quien no ha recurrido al arte (la música) cuando esta alegre, triste o enamorado. El arte es de quien le necesita. Dice Nietzsche que la vida sin música seria un error, yo digo que la vida sin arte es un verdadero error, pues que sería de nosotros si no tuviéramos el modo de expresar nuestros sentimientos, nuestras emociones, caeríamos  en una verdadera locura, es más dejaríamos de ser humanos, terminaría nuestra existencia de una manera más deplorable, pues el arte es la manifestación de lo infinito por medio de lo finito.

Como ya lo mencione, creamos para existir, para comunicar. Por una gran necesidad de comunicar inventamos sonidos, inventamos letras y su nombre en forma de sonidos, con letras inventamos palabras que nombran a las cosas pero después, ya no solo inventamos el nombre de las cosas, después le ponemos nombre a lo que sentimos. La realidad está ahí para que nosotros la liguemos a nuestras palabras, pero hay gente que no camina con sus pies, que no ve con sus ojos, que no razona con su cerebro, ni siente con su corazón; esa gente solamente repite toda su vida la verdad de los otros.

 Hay  que ser para tener un punto de vista propio, hay saber reconquistar las imágenes, las letras y los sonidos de las palabras que han creado los grandes hombres, hay que reconquistarlas para hacerlas nuestras, hay que hacer nuestras palabras como: impotencia, decisión, respeto, responsabilidad, comunión, libertad, alegría, lealtad, acción, justicia, dignidad, amor y arte.

Desde el punto de vista social, no puedo decir lo que el arte hace y como lo hace, pero sé que es que el poderoso teme al arte, en cualquiera de sus formas, porque el arte le da sentido a lo que la brutalidad de la vida no puede, un sentido que nos unifica, porque al final, es inseparable de la justicia. El arte cuando funciona así, se convierte en lugar de encuentro de lo invisible, de lo irreductible, lo perdurable, el valor, el honor y el amor.

¡VIVA EL EZLN!

                                                                                          Adrian Delgado.

                                                                                            27/08/11

21 de agosto de 2011

EDUCACION Y MERCADO. AHORA CON EL INICIO DE CLASES CHEQUEN ESTE TEXTO.


EDUCACION Y MERCADO.

Uno de los mayores daños causados por la mentalidad de la economía de mercado se registras en la educación: entrenamiento sin conocimientos, competencia, individualismo y predominio de tecnologías sobre artes. La escuela como fábrica de consumidores y productores. La educación al servicio  de un proyecto económico. Error, la educación es y será siempre un ejercicio de humanidad independiente.

¿Qué queremos de la educación? ¿Queremos un mundo como el de hoy, generador de daño ambiental y pobreza? ¿Un mundo de avaricia, corrupción, deshonestidad, de mutua negación y violencia?

No, nadie quiere eso. Por ello, la educación básica debe recuperar las preocupaciones humanistas que son intrínsecas a todo proceso formativo. Educar significa formar: que el individuo se transforme en humano.

Nadie sabe a ciencia cierta cómo será el futuro, no deberíamos intentar educar a  los niños de acuerdo con nuestra idea de futuro, sino para que desarrollen la mejor de su humanidad y sean valiosos en su presente. Si los niños aprenden a colaborar en vez de competir, por ejemplo, seguramente se desempañarán con éxito en cualquier escenario que les depare el futuro. Si no se les miente ni se les utiliza, seguramente serán honestos. Si desarrollan la capacidad de respetarse y respetar al otro, serán responsables de su conducta y tendrán una conciencia social.

Los niños han de vivir su presente y sentirse valiosos en él por lo que son, y no ser instrumentalizados para un proyecto, en el fondo político. En las edades de la educación básica (4 a 16 años), la competencia puede ser un factor negativo para su desarrollo, Porque el competir produce miedo y frustración  y estas dos emociones inhiben la inteligencia.

La única emoción capaz de ampliar la inteligencia es el amor. Porque en lo que se refiere a la formación humana, no hay modernización posible. Es un fenómeno tan básico que no puede modernizarse, pues tiene que ver con nuestra constitución como seres humanos: nacemos siempre los mismos, ignorantes de todo avance cultural. Más bien, hay que actualizarnos en las neurociencias, para comprender como el pensamiento y las emociones están imbricadas en el cerebro: es mejor la alegría de aprender, que la de ganarle al compañero; que los alumnos disfruten su educación; que puedan expresarse bien y sin angustia por la calificación. Que entiendan lo que leen, no importa cuánto tiempo les lleve hacerlo.

Si la mayoría de los problemas de México tienen que ver con un mal sistema educativo, también ahí podemos inventar las soluciones.

                                                                                        Andrea Bárcena

                                                                                        -La Jornada-